• El aceite de árbol de té es un aceite esencial conocido por sus efectos calmantes y curativos sobre las quemaduras solares.
  • Este aceite alivia la piel inflamada y estimula la regeneración de los tejidos dañados por el sol, lo que lo convierte en un ingrediente popular en las lociones para después del sol.
  • El aceite de árbol de té no debe aplicarse antes de la exposición al sol, ya que tiene el potencial de aumentar la sensibilidad al sol.

El aceite de árbol de té es un aceite esencial que se ha utilizado durante mucho tiempo como un remedio natural para una variedad de afecciones inflamatorias de la piel. Este aceite tiene potentes propiedades antiinflamatorias y antibacterianas , que pueden ayudar a calmar la irritación, prevenir infecciones y reducir el enrojecimiento, la hinchazón, las ampollas y la picazón. Estas propiedades hacen que el aceite de árbol de té para las quemaduras solares sea un tratamiento efectivo.

¿Puede el aceite del árbol del té tratar las quemaduras solares?

Las quemaduras solares son el resultado de una respuesta inmune a los efectos dañinos de los rayos ultravioleta (UV) del sol. La radiación UV penetra en las células de la piel y daña su ADN, lo que conduce a la mutación celular y la muerte. Esto desencadena inflamación en el área afectada a medida que el cuerpo trabaja para purgar capas de células muertas de la piel y regenerar el tejido dañado.

Las quemaduras solares generalmente aparecen unas pocas horas después de la sobreexposición a los rayos UV del sol, y pueden variar significativamente en severidad. Las quemaduras solares leves a moderadas se caracterizan por enrojecimiento, sensibilidad, picazón, hinchazón y descamación ; La piel se siente caliente al tacto. Las quemaduras más graves también pueden causar ampollas, fiebre, dolores de cabeza y náuseas.

El aceite de árbol de té a menudo se aplica para aliviar las quemaduras solares debido a su potencial para aliviar las molestias y facilitar la curación. Al reducir la inflamación, este aceite alivia los síntomas dolorosos de las quemaduras solares. Al mismo tiempo, sus propiedades antimicrobianas evitan la infección y aseguran un ambiente limpio de la herida propicio para la curación.

Ampollas por quemaduras solares

Las propiedades antiinflamatorias del aceite de árbol de té ayudan a reducir las ampollas que acompañan a la piel quemada por el sol. Sin embargo, cuando las ampollas cubren un área amplia de la piel acompañada de fiebre y escalofríos, estos casos pueden ser motivo de grave preocupación; busque atención médica inmediata en su lugar.

Picazón y enrojecimiento

La inflamación que acompaña a las quemaduras solares puede hacer que la piel se ponga roja e irritada. A medida que la quemadura comienza a sanar, la piel comenzará a desprenderse y desprenderse a medida que el cuerpo rechaza las capas de células muertas dañadas por el sol. Esto puede exacerbar la irritación y causar picazón en la piel.

Al aliviar la inflamación, este aceite esencial reduce la aparición de enrojecimiento y proporciona un efecto refrescante que alivia las molestias. También reduce la gravedad del peeling, lo que ayuda a aliviar la sensación de picazón.

Cómo usar el aceite de árbol de té para tratar una quemadura solar

Para tratar de manera segura y efectiva la piel quemada por el sol, el aceite de árbol de té debe diluirse en un aceite portador antes de la aplicación tópica. El aceite de árbol de té sin diluir es extremadamente potente y puede causar irritación y erupciones cutáneas cuando entra en contacto con la piel. Como precaución, se recomienda realizar primero una prueba puntual para determinar si tiene reacciones cutáneas negativas.

Siga estos pasos para la preparación y aplicación segura del aceite de árbol de té.

  1. Cuando use un producto puro de aceite de árbol de té sin diluir, agregue una parte de aceite de árbol de té a 10 partes de aceite portador, como aceite de oliva, coco, jojoba o almendras dulces.
  2. Para un enfriamiento adicional, efecto antioxidante, agregue unas gotas de gel de aloe vera o aceite de lavanda a su aceite de árbol de té diluido
  3. Aplica suavemente el aceite sobre la piel quemada por el sol, incluidas las áreas con ampollas, y deja que se seque
  4. Vuelva a aplicar según sea necesario, dos o tres veces al día  

Como alternativa al aceite esencial de árbol de té, puede comprar una loción para después del sol formulada con este aceite; Para obtener beneficios adicionales, busque uno con aloe para ayudar a aliviar la sensación de ardor o escozor.

Tratamiento del área facial.

El aceite de árbol de té se puede aplicar a la cara de la misma manera que en cualquier otra parte del cuerpo. Sin embargo, aquellos con piel facial especialmente sensible siempre deben realizar primero una prueba de detección y esperar 24 horas para determinar cómo reacciona su piel. También puede diluir aún más la fórmula con más aceite portador.

Una palabra sobre el aceite del árbol del té y la exposición al sol

Se ha descubierto que el aceite de árbol de té tiene un valor SPF leve (menor de 2), y esto, junto con sus propiedades curativas de quemaduras solares efectivas, ha llevado a su inclusión en muchas fórmulas de protector solar. Sin embargo, los efectos protectores solares de este aceite no son lo suficientemente potentes como para ser clínicamente significativos, y también se sabe que sensibiliza la piel a la radiación UV.

Por esta razón, no es aconsejable aplicar aceite de árbol de té antes de la exposición al sol. Hacerlo puede empeorar los efectos del daño solar y, en última instancia, provocar quemaduras solares más graves.

Otros aceites esenciales para quemaduras solares 

Si tiene sensibilidad o alergia a la OTT, o simplemente desea explorar otras opciones en el tratamiento de su quemadura, considere aplicar un aceite esencial diferente.

Aceite esencial de caléndula

Reconocido por sus potentes propiedades antioxidantes, el aceite esencial de caléndula puede ayudar a calmar la piel inflamada cuando se aplica tópicamente. Un estudio también encontró que puede proteger contra la radiación UV.

Aceite esencial de menta

El mentol, el ingrediente activo en aceite de menta, se ha encontrado que tienen efectos anti-inflamatorios y antibacterianas propiedades para apoyar el proceso de curación de las quemaduras solares y reducir la irritación. 

Aceite esencial de geranio

Cuando se incluye en las fórmulas de protector solar, el aceite esencial de geranio contribuye con un SPF suave de 6.5 y reduce el estrés oxidativo. Estos efectos combinados ofrecen cierta protección contra la radiación ultravioleta y pueden reducir la probabilidad de sufrir quemaduras solares u otras formas de daño solar.

Prevención

La prevención es la mejor protección contra las quemaduras solares. Tomar las siguientes medidas puede ayudarlo a evitar la incomodidad de las quemaduras solares y la piel fotodañada resultante.

  • Seleccione un protector solar con un SPF de al menos 30.
  • Aplique protector solar 15 minutos antes de salir al aire libre para permitir que absorba
  • Evite la exposición directa al sol entre las 10 a.m. y las 2 p.m., cuando la radiación UV está en su punto más alto
  • Permanecer en la sombra cuando sea posible.
  • Use gafas de sol con protección UV, un sombrero de ala ancha y ropa que cubra la mayor cantidad de piel posible

Para llevar

Cuando se aplica tópicamente sobre la piel quemada por el sol, el aceite de árbol de té reduce la inflamación, alivia la irritación y mata las bacterias, lo que previene la infección y acelera el proceso de curación. Estas propiedades lo convierten en un tratamiento efectivo para aliviar los síntomas de las quemaduras solares, que incluyen enrojecimiento, ampollas, irritación y picazón.  

Como todos los aceites esenciales, el aceite de árbol de té nunca debe aplicarse directamente a la piel en su forma pura, sino que debe diluirse primero con un aceite portador. Las personas con piel especialmente sensible deben realizar primero una prueba de detección para ver cómo reacciona su piel a este aceite antes de aplicarlo en su piel facial. El aceite de árbol de té no debe aplicarse antes de la exposición al sol, ya que puede aumentar la fotosensibilidad y, en última instancia, provocar quemaduras más graves.

Si tiene reacciones adversas a este aceite, considere probar otros aceites esenciales. El aceite de caléndula y menta tiene efectos calmantes y reductores de la inflamación, mientras que el aceite de geranio ofrece una protección UV leve.

Si su quemadura solar es grave, haga una cita para que un profesional la examine y no intente el tratamiento por su cuenta.

Ver También:  Tratamiento con láser para la rosácea: eficacia, antes y después, costo y más