• Los puntos blancos son una forma común y tratable de acné. 
  •  Hay una multitud de remedios caseros que pueden ayudar a combatir la causa raíz detrás de los puntos blancos.
  • Los remedios caseros pueden variar desde elementos básicos disponibles en su hogar hasta cambios en la dieta y el estilo de vida.
  • Los remedios caseros para las espinillas son un medio de tratamiento rentable y fácilmente disponible. 

Los remedios caseros naturales pueden combatir eficazmente los puntos blancos al abordar los problemas subyacentes que contribuyen al acné, como el crecimiento de bacterias, la piel grasa, los poros bloqueados, los folículos pilosos inflamados y la acumulación de células muertas. 

Remedios caseros naturales para espinillas

Los puntos blancos, o comedones abiertos, se producen cuando los aceites y las células muertas quedan atrapados. La producción continua de aceite natural, o sebo, se acumula en el poro, apareciendo como pequeñas protuberancias blancas y redondas. 

Inhibidores de la producción de petróleo

El jugo de limón puede resecar la piel y absorber los aceites. Presenta propiedades antibacterianas y contribuye a la reducción de la inflamación. El jugo de limón se puede aplicar a la cara tal como está o diluido en partes iguales de agua. Use una bola de algodón y aplique directamente sobre el área afectada por un total de 20 minutos. 

Las propiedades astringentes de Hamamelis pueden ayudar a eliminar el exceso de sebo que contribuye a bloquear los poros y las espinillas. Los taninos en el hamamelis tienen propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias que disminuyen las bacterias en la piel y alivian el enrojecimiento, lo que disminuye la posibilidad y los brotes de intensidad. Aplicar sobre la piel con un algodón y dejar secar.

Agentes antibacterianos y antiinflamatorios.

El vinagre de manzana es un remedio híbrido. Puede funcionar como astringente para secar y reducir los poros, así como también para compuestos antiinflamatorios antibacterianos. Mezcle 2 cucharadas de ACV mezclado con 8 onzas de agua tibia y aplique directamente sobre la piel. Esto se aplica mejor a una cara limpia y se deja actuar durante 20 minutos, luego enjuague con agua tibia.

La miel tiene fuertes características antibacterianas. Dada su naturaleza pegajosa y densa, permanece en su lugar, lo que le permite penetrar en la piel. Simplemente caliente 1 cucharada de miel en un recipiente apto para microondas durante 15 segundos. Aplicar directamente sobre la piel limpia y lavar después de 15 minutos. Es importante tener en cuenta que se necesita más investigación sobre la efectividad de la miel como agente para combatir el acné .

El aceite de árbol de té ha sido conocido por sus propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas que pueden tratar enfermedades bacterianas, virales y fúngicas que afectan la piel. También se ha revisado como un agente eficaz para combatir el acné. El aceite de árbol de té no solo trata la inflamación y previene las lesiones de acné, sino que también puede hidratar la piel y restablecer el equilibrio natural del aceite. Aplicar sobre la piel con una bola de algodón y dejar secar. 

El aceite de Copaiba puede mejorar significativamente las áreas afectadas por el acné. Un estudio publicado en 2012 en The Alternative Medicine Review demostró que el aceite de copaiba con una potencia de al menos 1% tiene propiedades curativas, antisépticas y antiinflamatorias. Aplicar sobre la piel con una bola de algodón y dejar secar.

El bicarbonato de sodio , o bicarbonato de sodio, es un agente alcalino con características antisépticas y antiinflamatorias que pueden aliviar la hinchazón y el dolor leve causado por las espinillas. También se puede usar como exfoliante, pero no se recomienda para el uso diario. Mezcle 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio con agua tibia hasta que se forme una pasta. Use las yemas de los dedos para masajear el área afectada. Enjuague con agua tibia y continúe con el régimen habitual de cuidado de la piel. 

Recetas de bricolaje para espinillas

Los ingredientes naturales se pueden combinar para tratar el acné existente y detener los puntos blancos antes de que ocurran.

Mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre de manzana

Diluir 1 cucharada de vinagre de manzana con 1 cucharada de agua. Agregue 1 cucharada de bicarbonato de sodio y mezcle bien. Aplique la pasta en las áreas afectadas y deje actuar durante 15 minutos. Lavarse la cara y aplicar crema hidratante. 

Mezcla de miel y limón

Mezcle ½ cucharadita de miel, ½ cucharadita de jugo de limón, 1 cucharadita de azúcar granulada y 2 cucharaditas de avena en un tazón. Frota la mezcla sobre la cara con movimientos circulares durante 5 minutos. Dejar actuar durante otro minuto o dos y lavar con agua tibia.

Ingredientes a evitar

Pasta de dientes : contiene triclosán, un ingrediente que se encuentra en ciertos tratamientos para el acné, la pasta de dientes contiene ingredientes que pueden irritar significativamente y dañar aún más la piel, especialmente cuando se deja por más tiempo. 

Cambios en el estilo de vida para prevenir y tratar las espinillas

Reducir el estrés, dormir bien, hacer ejercicio y limitar la ingesta de alimentos con alto índice glucémico y productos lácteos puede ayudar a limitar la producción excesiva de sebo que conduce al acné. Si bien es necesario realizar más investigaciones sobre la correlación entre la dieta y el acné, los siguientes estudios encontraron un vínculo entre el consumo de lácteos , los alimentos con alto índice glucémico y la piel propensa al acné. 

Alternativas

Además de los remedios caseros mencionados anteriormente, existen varios productos OTC muy efectivos en forma de limpiadores , tónicos , exfoliantes y tratamientos localizados para combatir los puntos blancos y el acné. Si los remedios caseros y los productos de venta libre no están dando resultados, su dermatólogo puede recetarle medicamentos. 

Para llevar

Si bien los puntos blancos son inevitables para la mayoría, los remedios caseros son un medio de tratamiento rentable y fácilmente disponible . 

La clave para elegir cualquier tratamiento de remedio casero es tener siempre en cuenta su tipo de piel y no causar más daño a la piel. Esto significa optar por remedios caseros con propiedades que abordan los contribuyentes subyacentes de las espinillas y evitar el uso de cualquier cosa áspera o abrasiva. 

Si su acné persiste, considere los tratamientos de venta libre o visite la oficina de su dermatólogo para tratamientos más complejos.

Ver También:  Cirugía de ojeras: ¿cuáles son sus opciones y qué tan eficientes son?