• Los limpiadores faciales eliminan el exceso de grasa, impurezas y maquillaje de la piel.
  • Los limpiadores en crema y aceite son los más adecuados para pieles secas y sensibles.
  • Los limpiadores de arcilla, barra, gel y espuma ayudan a controlar la piel grasa y propensa al acné.

Un buen limpiador facial no solo dejará su piel limpia y fresca, sino que también ayudará a enfocar su tipo específico de piel y sus preocupaciones.

Existen varios tipos de limpiadores para el cuidado de la piel, con diferentes formulaciones y consistencias, desde limpiadores en gel livianos hasta cremas y aceites profundamente nutritivos. Los ingredientes activos y sus propiedades varían entre los limpiadores: algunos ofrecen exfoliación mientras que otros trabajan para calmar la piel.

Beneficios de un buen limpiador facial

Los limpiadores faciales están diseñados para usarse al comienzo de su rutina, para eliminar los aceites e impurezas de su piel. Esto lo deja limpio, fresco y preparado para el resto de su rutina, lo que permite una mejor absorción de los productos.

Los limpiadores desarrollados para pieles grasas y propensas al acné proporcionan beneficios para controlar el aceite, mientras que los limpiadores suaves e hidratantes ayudan a humectar la piel seca y sensible. Los limpiadores antienvejecimiento contienen ingredientes activos, como el retinol, para combatir los signos visibles del envejecimiento.

Los mejores limpiadores faciales para cada tipo de piel

Los limpiadores varían en sus ingredientes y formulaciones; es importante reconocer estas diferencias para encontrar el limpiador adecuado para los requisitos de su piel.

Los principales tipos de limpiadores incluyen:

  • Gel
  • Crema
  • Espumoso
  • Petróleo
  • Arcilla
  • Polvo
  • Bar

Limpiadores para pieles grasas

La piel grasa es el resultado de que tus poros produzcan demasiado sebo, un aceite natural que ayuda a proteger y lubricar tu piel.

Los limpiadores de arcilla absorben y extraen aceites e impurezas de los poros, lo que los convierte en una opción efectiva para la piel grasa. Del mismo modo, los limpiadores en barra y espumante proporcionan una limpieza más intensa que otras variantes, eliminando los aceites e impurezas rebeldes.

Limpiadores para pieles mixtas

La piel combinada se identifica como parches de piel seca y grasa en la cara. Como resultado, necesitará un limpiador suave que equilibre estas áreas.

Los limpiadores en gel tienen una consistencia ligera y generalmente proporcionan beneficios hidratantes. Se pueden usar para hidratar áreas secas, mientras que también controlan el sebo en las áreas más grasas de la cara. Busque limpiadores que contengan ácido láctico, que se ha encontrado que exfolia su piel y actúa como un humectante , ayudando a retener la humedad.

Limpiadores para pieles secas

La piel seca carece de humedad y tiene una textura gruesa, acompañada de una apariencia escamosa. Elija un limpiador con ingredientes hidratantes, como ácido hialurónico y ceramidas para atraer y retener la humedad en su piel.

Los limpiadores en crema y aceite tienen las consistencias más espesas y nutritivas, lo que los convierte en la mejor opción para tratar la piel seca.

Limpiadores para pieles normales

La mayoría de las formulaciones e ingredientes limpiadores son bien tolerados por la piel normal.

Para obtener un beneficio añadido, elegir un limpiador con antioxidantes añadidos, tales como vitamina C y E . Los antioxidantes ayudan a proteger su piel de la exposición al sol y la contaminación, los cuales son responsables de causar signos de envejecimiento prematuro.

Buenos limpiadores faciales para las preocupaciones de tu piel

Los limpiadores faciales también se pueden usar para tratar diversos problemas de la piel, desde controlar el acné y el eccema hasta combatir los signos del envejecimiento.

Limpiadores para el acné

El acné es una afección cutánea común que produce granos, espinillas e inflamación de la piel. Ocurre como resultado del exceso de aceite y poros obstruidos. Debido a su fórmula ligera, los limpiadores en gel son una opción efectiva para las personas con piel propensa al acné . Alternativamente, elija un limpiador de arcilla para extraer el exceso de aceite y desatascar los poros.

Busque limpiadores que contengan ácido salicílico, un ingrediente popular contra el acné . Funciona exfoliando profundamente dentro de las paredes de los poros, desatascando los desechos. Esto reduce la aparición de imperfecciones y ayuda a controlar futuros brotes.

Limpiadores para pieles maduras

Los signos más comunes del envejecimiento son líneas finas, arrugas y manchas de la edad. Para combatirlos, use una crema o un limpiador con aceite para humectar profundamente su piel: la piel bien hidratada parece más regordeta y más joven.

Cuando se trata de ingredientes activos, elija un limpiador que contenga retinol . Este poderoso ingrediente mejora la apariencia de varios signos de envejecimiento, incluyendo líneas, arrugas y una tez irregular. Lo hace aumentando la producción de colágeno y engrosando su piel .

Limpiador para eczema

El eccema es una afección cutánea caracterizada por áreas de la piel que se vuelven secas, con picazón, agrietadas y enrojecidas. Use un limpiador en crema para proteger e hidratar su piel, idealmente con ingredientes calmantes, como la avena coloidal.

Los beta-glucanos en la avena coloidal ayudan a aliviar la picazón y la inflamación causadas por el eccema, al tiempo que proporcionan hidratación.

Otros factores a considerar

Si está buscando un limpiador para aclarar su cutis, opte por una vez que contenga exfoliantes químicos, incluidos el ácido láctico y el glicólico . Estos ingredientes estimulan el recambio celular, eliminando las células muertas de la piel y revelando una tez más radiante.

Para los hombres que se afeitan regularmente la cara, opte por productos de limpieza que contengan ingredientes calmantes para reducir cualquier posible enrojecimiento. Estos incluyen manzanilla, aloe vera y pepino.

Para llevar

Los limpiadores son una parte esencial de su rutina diaria, ya que trabajan para eliminar los aceites y las impurezas de su piel. Con los ingredientes y formulaciones adecuados, también se pueden usar para tratar varios tipos y afecciones de la piel. Por lo tanto, es importante comprender su tipo de piel y los ingredientes que funcionan en armonía con ella.

Las personas con pieles grasas y propensas al acné deben optar por gel, espuma o limpiadores a base de arcilla que contengan ingredientes que controlan el aceite, como el ácido salicílico y la arcilla de bentonita. Los limpiadores en crema y aceite son los más adecuados para las personas con eccema o piel seca.

Para tratar el envejecimiento de la piel, use un gel hidratante o una crema limpiadora con ingredientes antienvejecimiento, como el retinol.

Ver También:  Limpiadores exfoliantes: los mejores para tu piel y cómo usarlos